>

Novedades

 

Escuela de Enfermería: un nuevo inicio de la vida profesional

Formación | 23.04.2018

El 13 de abril se llevó a cabo la Colación de Grado de la Carrera de Licenciatura en Enfermería en la Escuela que llevan en conjunto la la Universidad del Salvador con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

Escuela de Enfermería: un nuevo inicio de la vida profesional


Presidió el acto el Decano de la Facultad de Medicina, Dr. Daniel Martínez, quien estuvo acompañado por la Lic. Alicia Domínguez, Directora de la Escuela de Enfermería; el Hno. Erik Castillo, Superior Provincial - Provincia Sudamericana Meridional Orden Hospitalaria de San Juan de Dios; y la Lic. Graciela B'Chara, Directora de la Licenciatura en Enfermería USAL/OHSJD - ‎Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

Además, estuvieron presentes el Dr. Eduardo Albanese, Profesor Emérito de la Catedra de Anatomía; el Dr. Osvaldo Montarcé, Profesor Emérito de la Especialidad en Clínica Médica; la Lic. María del Huerto Jaunarena, Coordinadora de Educación Médica; la Prof. Lic. Florencia Holovatuck, Directora de la Licenciatura en Enfermería de la sede Centro; la Prof. Lic. Etelvina Paniagua, Directora de la Licenciatura en Enfermería de la sede Hospital Alemán; directivos de la Universidad y de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, profesores e invitados especiales.

Para dar inicio a la colación, el Decano de la Facultad de Medicina se dirigió a los alumnos diciéndoles que constituyen la 5ta. Promoción de Egresados de la Licenciatura en Enfermería y la 4ta. Promoción de Enfermeros Profesionales que completan un largo período de formación, estudio, dedicación y sacrificio. “Han alcanzado una meta, que al mismo tiempo es un punto de partida, el inicio de la vida profesional.


Se incorporan al conjunto de graduados de la Escuela de Enfermería de la Universidad del Salvador, expresión viva de los postulados fundacionales de nuestra Universidad, egresados con amplia base profesional y científica, sólida formación ética, humanista y cristiana”.


Agregó que la enfermeras están a punto de culminar su transformación hacia un nuevo modelo que no solo les permite acceder a una formación universitaria, sino que también ha abierto la puerta a nuevas funciones hasta ahora reservadas a los profesionales, como el seguimiento de pacientes, su cuidado y bienestar.

 

“En la actualidad las enfermeras están entrenadas en las técnicas específicas del ejercicio de la profesión, sustentado en la lógica del método científico profesional de enfermería, acorde al desarrollo científico y tecnológico de las ciencias. Forman parte del equipo interdisciplinario e intersectorial participando en el cuidado integral de las personas, las familias y las comunidades. El ámbito de los cuidados en enfermería es muy amplio, la asunción de nuevas responsabilidades hace necesario mejorar cada día y ampliar sus conocimientos. Los logros profesionales de los enfermeros no son en detrimento de otros, los de los médicos, u otros profesionales de la salud, sino que sirven para mejorar la actividad asistencial recordando que el paciente es de todos”.

El pensamiento fundamental en enfermería se resume en la palabra cuidado. El cuidado“comprende el confort, el alivio del dolor, la creación de condiciones favorables para el descanso, cuidar es ayudar, acompañar, capacitar, escuchar y estimular, significa estar con el otro cuando los necesiten y adaptándose a las necesidades de cada momento y de cada enfermo”.

Finalizó diciendo: Recuerden entonces que, ante cada paciente que confía en ustedes, deben emplear todos los conocimientos y recursos que la ciencia pone a su alcance, junto a ese trato humanitario que caracteriza a nuestros graduados.

Tengan siempre presente que se han formado profesionalmente bajo lema de nuestra Universidad, que los acompañará para siempre: «Ciencia a la mente y virtud al Corazón»”

Luego, la Lic. Graciela B'Chara, Directora de la Licenciatura en Enfermería USAL/OHSJD - ‎Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, continuó: “Este viaje cargado de enseñanzas que ustedes creyeron que finalizaba aquí, hoy comienza cuando dejan las aulas para tomar el control sobre sus propios aprendizajes, experiencias y perfeccionamientos. Hemos trabajado mucho, inauguramos un plan de estudios y con él descubrimos nuevos caminos para hacer lo que siempre se había hecho, pero mucho mejor. Desafiamos la tradición apostando por el progreso y la tecnología reinventándonos incluso a nosotros mismos”.

 

“Esta es una carrera llena de oportunidades y de aprendizajes, y también de obstáculos. Se encontrarán con dificultades, pero también hay en el mundo, personas que luchan por alcanzar ideales nobles y Uds. deben estar entre ellas siempre. No olvidemos nunca que nos formamos para proteger la vida”. Agregó: “Hoy salen al mundo como profesionales y con ello también inician un compromiso con ustedes mismos, la sociedad y la comunidad educativa. Este compromiso está orientado a brindar un excelente cuidado caracterizado por calidad y seguridad al paciente; como así también llevarán con lealtad, respeto, paciencia y confidencialidad nuestro proceso dehumanizar.

Humanizar, entonces, es tomar para sí el dolor del otro con amor, es dedicarse a los demás con el corazón, es tratar al prójimo como quisiéramos ser tratados nosotros mismos. Confortar al paciente siempre bajo la premisa de la Hospitalidad que hemos aprendido en esta casa”.

Para finalizar, la Lic. Alicia Domínguez, Directora de la Escuela de Enfermería, compartió con los graduados unas palabras de S.S. Francisco en la audiencia que mantuvo, en marzo pasado, con los miembros de la Federación de Colegios de Enfermeros Profesionales de Italia:

Es verdaderamente insustituible el rol de los enfermeros en la asistencia a los enfermos. Como ningún otro, el enfermero tiene una relación directa y continua con los pacientes, cuida de ellos cotidianamente, escucha sus necesidades y entra en contacto con el mismo cuerpo, al cual acude”. 
Refiriéndose al Código Deontológico Internacional de Enfermería, el Papa recordó los cuatro deberes fundamentales de la profesión:“promover la salud, prevenir la enfermedad, restaurar la salud y aliviar el sufrimiento”,  y manifestó que esta profesión, no se muestra solo en el ámbito técnico, sino también y quizás todavía más en la esfera de las relaciones humanas.
Para realizar este trabajo, manifestó el Papa Francisco, “no se necesita solamente de un protocolo, sino también de un continuo esfuerzo de discernimiento y atención a cada persona, esto es lo que hace de la profesión una verdadera «misión» y de ustedes «expertos en humanidad»”.

Culminó sus palabras invitando a los graduados a seguir las directivas del Papa Francisco de“convertirse en verdaderos profesionales, y que todas las experiencias vividas o por vivir en el contacto diario con los pacientes y las personas a su cuidado hagan de ustedes auténticos promotores de la vida y de la dignidad de las personas”.


Finalmente, se hizo entrega de los diplomas y medallas correspondientes a cada graduado y se dio por finalizado el acto académico.


DISCURSO DEL SUPERIOR PROVINCIAL, HNO. ERIK CASTILLO

Buenas tardes a todos.

Quiero dar la bienvenida a los directivos de la Universidad del Salvador. Agradecer a la directora de la Escuela Lic. Graciela B´Chara, y a todo el equipo de profesores su entrega y profesionalidad en la tarea diaria que desempeñan en este lugar.

En nombre de la Orden Hospitalaria quiero agradecer también, la presencia de todos ustedes, para acompañar a los egresados de la quinta promoción de la escuela de enfermería “San Juan de Dios”

Nuestra escuela, es un proyecto conjunto entre la Universidad del Salvador y la Orden Hospitalaria, este escenario es muy valioso para nosotros. Nos permite ofrecer un espacio de formación, que consiste en la capacitación técnica y en la transmisión de principios y valores a los estudiantes que llegan a nuestra institución, y que luego tendrán que ejercer esta valiosa profesión de la enfermería.

Hoy, los frutos de este proyecto son ustedes, egresados de esta promoción. Por eso queremos reconocerlos, agasajarlos, agradecerles su dedicación y esfuerzo para preparase integralmente a servir en el ámbito de la salud.

En este día tan importante, quiero invitarlos a tener constantemente presente que el centro de nuestra misión es la persona asistida, considerando todas sus dimensiones. Para esto es relevante tener siempre la actitud de acoger cordialmente a toda persona que se les confíe, aplicando los valores de la hospitalidad, calidad, responsabilidad, respeto y espiritualidad.

Considero muy significativo ser agradecidos con las personas que contribuyeron a su formación. En primero lugar agradezco a sus familias y amigos su colaboración para que hoy reciban su título. Dar gracias nuevamente al equipo de profesores que los acompañaron en este camino. Junto a ellos, además de la teoría que recibieron, compartieron un conjunto de experiencias que forjaron en ustedes un espíritu firme que les permita desarrollar su profesión con dedicación, compromiso; siendo exigentes en lo técnico y muy humanos en el trato con el paciente y familiares.

Celebrar esta graduación implica cerrar un ciclo. Es, además, la apertura a un camino que consistirá en ejercer esta profesión y continuar capacitándose para crecer personal y profesionalmente.

Que nuestro Padre San Juan de Dios, patrono de los enfermeros, los asista, proteja y acompañe en todo momento.

Muchas gracias.


DISCURSO DE LA DIRECTORA DE LA LICENCIATURA EN ENFERMERÍA USAL/OHSJD, LIC. GRACIELA B'CHARA


Autoridades todas de ambas casas, docentes,Cfamiliares que han tenido a bien acompañarnos en este acto de colacion de grado sean nuevamente bienvenidos.


Queridos graduados:


Este viaje cargado de enseñanzas que uestedes creyeron que finalizaba aquí, comienza hoy; cuando dejan las aulas para tomar el control sobre sus propios aprendizajes, experiencias y perfeccionamientos. Hemos trabajado mucho, inauguramos un plan de estudios y con él descubrimos nuevos caminos para hacer lo que siempre se había hecho pero mucho mejor. Desafiamos la tradición apostando por el progreso y la tecnología reinventándonos incluso a nosotros mismos.


Esta es una carrera llena de oportunidades y de aprendizajes, y también de obstáculos. Se encontarán con dificultades pero también hay en el mundo, personas que luchan por alcanzar ideales nobles y ustedes deben estar entre ellas siempre. No olvidemos nunca que nos formamos para proteger la vida.


En muchas oportunidades verán que lo incorrecto parece mucho más fácil que lo correcto, pero ningún precio puede pagar lo que vale una conciencia tranquila y una convicción honesta, por que a través de los años, eso es lo único que perdura. Nuestros conocimientos son nuestras armas para luchar por una sociedad más justa, más equitativa, más sana.


Nunca dejen que nadie les diga nunca que no pueden.


Hoy, salen al mundo como profesionales y con ello también inician un compromiso con ustedes mismos, la sociedad y la comunidad educativa. Este compromiso está orientado a brindar un excelente cuidado caracterizado por calidad y seguridad al paciente; como así también llevarán con lealtad, respeto, paciencia y confidencialidad nuestro proceso de Humanizar.


Humanizar, entonces, es tomar para sí el dolor del otro con amor; es dedicarse a los demás con el corazón; es tratar al prójimo como quisieramos ser tratados nosotros mismos. Confortar al paciente siempre bajo la premisa de la Hospitalidad que hemos aprendido en esta casa.


No puedo finalizar sin agradecernos a nosotros mismos,a todos, uds y nosotros, por darnos la oportunidad de hacer este sueño realidad y que se nos muestra hoy como la prueba tangible de que la constancia y la perseverancia son la clave del éxito.


A partir de hoy no seran los mismos ante el mundo, se van de esta casa de estudios con el compromiso de servir a la humanidad por el resto de sus vidas.


Asumimos conscientemente que tenemos en nuestras manos la vida de otros, los sueños y las esperanzas de familias enteras. La salud de toda la sociedad recae sobre la responsabilidad de hacer bien nuestro trabajo desde todos los ámbitos que nos corresponden; y aceptar ese reto e intentar vencerlo todos los días, créanme, puedo decirles por experiencia no es fácil.


Sientanse orgullosos de estar aquí hoy, por Uds y por las personas que los aman y han contribuido de mil maneras para que este día llegara. No estaremos encontrando en cada guardia, en cada palabra a sus pacientes, en cada desafío…


Les deseo, premítanme llamarlos por última vez mis queridos alumnos, sinceramente, mucho éxito en cada uno de los caminos de sus vidas.

¡Felicidades a todos!



 



Galería de imágenes






Además:


- Bendición de uniformes en la Escuela de Enfermería
- Mes del Niño: ¡El super poder de la música que nos une!
- La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios con Akassato
- Peregrinación al Santuario de San Cayetano en Liniers
- Día del Niño en el Sanatorio Marítimo