>

Novedades

 

"Y todos ustedes son hermanos" (Mt 23,8)

Curia Provincial | 14.02.2018

Compartimos el mensaje de nuestro nuevo Superior Provincial Hno. Erik Castillo dirigido a la comunidad de Hermanos de los centros y casas de Argentina, Bolivia y Chile.


Queridos Hermanos:

Damos gracias a Dios por el don de la Hospitalidad que ha hecho a la sociedad en San Juan de Dios; don que estamos llamados a seguir transmitiendo con gestos y palabras a toda persona que sufre.

La celebración del Capítulo Regional ha constituido nuevos equipos de trabajo para continuar llevando adelante el proceso de reconfiguración en Latinioamérica y el Caribe.

Durante estos dos años, tendré la misión de llevar a cabo este servicio que ustedes me han encomendado.

En primer lugar, quiero agradecer la presencia y el servicio realizado por el hermano Luis Mójica Paz durante estos ocho años, presidiendo la Provincia Sudamericana Meridional "San Juan de Ávila" y acompañando las comunidades, los centros hospitalarios y el proceso de reconfiguración en cada país, y en la región.

Encabeza el presente escrito una frase del Evangelio según San Mateo. Considero importante resaltar palabras de la Sagrada Escritura en esta etapa del camino que transitamos: "y todos ustedes son hermanos". Entre nosotros, somos hermanos llamados a caminar desde Cristo al estilo de San Juan de Dios.

Al contemplar la figura de nuestro fundador, la tradición de nuestra Orden y los desafíos que tendremos que enfrentar, propongo recordar la importancia de la centralidad de Dios en nuestra existencia personal, comunitaria y en la misión apostólica. Para nosotros, la relación con Dios es el centro de nuestra vida. Así lo fue para San Juan de Dios, el vínculo fundamental que entabló con Jesucristo lo llevó a descubrir que el valor fuental de su vida consistiría en la hospitalidad, ese valor lo hizo concreto en cada proceso del hospital y en su modo de relación con las personas que compartieron con él, en Granada.

Esta experiencia de nuestro fundador fue expresada en palabras que nos llegan a nosotros para continuar haciendo presente los principios y valores del Evangelio. En nuestras Constituciones encontramos esas palabras que nos exigen mirar el horizonte al cual estamos llamados, y a la vez orientan un modo concreto de ser Hermanos y de realizar nuestra misión. Quiero recordar dos párrafos de este marco teórico, el cual es fruto de la historia de nuestra institución, de la experiencia de muchos Hermanos que nos han precedido.

Para nosotros la vida comunitaria es esencial. "La hospitalidad que hemos recibido como don, nos compromete a vivir la fraternidad con sencillez: por tanto, nos ayudamos unos a otros y nos acompañamos en nuestras debilidades; promovemos la estima recíproca, somos agradecidos entre nosotros y nos sentimos solidarios con nuestros Hermanos en sus necesidades, aflicciones y alegrías" (Const. N° 36).

Somos llamados a recordar a nuestros Hermanos difuntos que nos han precedido con el signo de la fe. Quiero, además, recordar al hermano Edgar Bondoni (+). Dar gracias a Dios por su paso en la historia de la Orden, y por su dedicación a la misión hospitalaria que se le confió.

Nuestro trabajo es necesario; tiene un sentido preciso y valioso en el siglo XXI. "En el ambiente tecnificado y consumista de la cultura actual, en la que se descubren cada día nuevas formas de marginación y de sufrimiento, nuestro apostolado hospitalario tiene un puesto de plena actualidad. Nos sentimos llamados a realizar nuestra misión con actitudes y modos humanizantes, proclamar que los débiles y los que sufren son nuestros predilectos, y a vivir nuestro servicio como expresión del valor trascendente de la vida humana." (Const. N° 44)

El Capítulo Regional, celebrado en Colombia, nos hizo afirmar la intuición que estamos en un auténtico cambio de época. Nuevos desafíos aparecen en el corto, mediano y largo plazo en la Orden aquí en América. Este cambio que afecta a todo ser humano, en nosotros tiene que ser asumido al estilo de San Juan Dios: dar respuestas a las necesidades actuales desde la fe en Jesucristo, aplicando los principios y valores de nuestro Instituto en la tarea que se nos confíe.

Los desafíos tienen que ser asumidos por todos y cada uno de nosotros. Para esto, la escucha atenta de la Palabra, la apertura al diálogo entre nosotros, la comunicación asertiva, la búsqueda constante de consensos y la promoción de la concordia serán expresiones concretas para hacer presente nuestro voto de hospitalidad.

Agradezco a todos ustedes validar a los Hermanos Consejeros Luis Sánchez, Hermit Aguayo Garcés, Telmo García y Elías Reales, quienes me acompañarán en la animación de la provincia durante este período.

En las manos de la Virgen María, Nuestra Madre, y de nuestro padre San Juan Dios, le pido al Señor la sabiduría del Espíritu para que nos acompañe en esta etapa del proceso de reconfiguración que continuaremos transitando.


Hno. Erik Luciano Castillo Carreño
Superior Provincial





Además:


- Bendición de uniformes en la Escuela de Enfermería
- Mes del Niño: ¡El super poder de la música que nos une!
- La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios con Akassato
- Peregrinación al Santuario de San Cayetano en Liniers
- Día del Niño en el Sanatorio Marítimo