>

Novedades

 

Celebramos los 50 años de vida consagrada del Hermano Joaquín Sánchez

Vida consagrada | Hermit Aguayo Garcés, oh -Superior Provincial- | 27.04.2008

En abril, el Hermano Joaquín Sánchez cumplió 50 años de vida consagrada a Dios y al hombre que sufre.


El Hno. Joaquín ha sido y es un hombre que ha escrito su vida con su trabajo y entrega al Cristo misericordioso del Evangelio, representado en los enfermos y necesitados de distintos lugares donde la Orden le ha solicitado su presencia.

Me hubiera gustado leer las notas que el Hno. Joaquín viene escribiendo en su diario de vida desde que empezó su misión en nuestra Orden. Más que por una indiscreta curiosidad, para conocer lo que seguramente serán las experiencias más significativas a lo largo de su vida religiosa, los rostros imborrables de amigos, de enfermos, de hermanos que en su vida ha conocido hasta el presente.

También es cierto que para conocer al Hno. Joaquín no hace falta grandes esfuerzos ya que no pasa ni ha pasado desapercibido en ningún lugar por donde haya estado, su compromiso y entrega han sido un testimonio para todos, allí donde le ha tocado desempeñar su labor apostólica como hermano de San Juan de Dios. Debo confesar que son muchos quienes lo recuerdan y reconocen en el su espíritu de padre y hermano a la vez, algo digno de destacar de su persona y que hoy es difícil de encontrar. Todos lo recuerdan y lo reconocen de esa manera.

Son 50 años de servicio, amor, cariño y sensibilidad por el necesitado. De hecho, quienes tenemos algunos años en nuestra Provincia Sudamericana Meridional, y que por ello nos ha tocado conocer algunas obras apostólicas que la componen, con seguridad encontraremos las huellas del Hno. Joaquín, ya que siempre se ha dedicado a las obras y al cuidado de los enfermos, tanto física como espiritualmente, con el empeño que lo caracteriza, haciendo los esfuerzos y sacrificios que sean necesarios para asistir espiritualmente a quien lo solicite.

Considero que el Hno. Joaquín nos ha dado y nos seguirá dando, un testimonio personal y religioso de integridad. Justamente la conmemoración de sus 50 años de vida religiosa, hecho que en estos tiempos que vivimos no es usual de encontrar ni en la vida religiosa ni tampoco en la vocación matrimonial, por lo tanto, creo que esta celebración constituye una verdadera fiesta, no solamente para él como religioso, sino también para la Orden y especialmente para esta joven Provincia.

Él es una memoria viva, de los vaivenes de una historia llena de aciertos y dificultades, de recuerdos imborrables, recuerdos que vuelven a la mente de cada uno de nosotros cuando escuchamos hablar de ellos. El Hno. Joaquín en este sentido, para nosotros, es un libro abierto y de seguro nos podría contar, revivir y recordar muchas de esas vivencias experimentadas por él.

Por otro lado, durante estos 50 años, el Hno. Joaquín habrá tenido sus aciertos y desaciertos, como todo ser humano limitado, que lo somos todos, y el que crea que no es así, y se siente libre de limitaciones, que tire la primera piedra. Nadie puede negar su trabajo y entrega abnegada, su capacidad de comprender al otro, su fidelidad y por sobre todo, su vocación de hermano hospitalario de San Juan de Dios.

Quienes lo acompañamos, admiramos en silencio el misterio de la vida humana y el camino que para unos y otros va abriéndose con el transcurrir del tiempo. Hoy, todos tus hermanos de la Provincia, como así también enfermos, colaboradores y voluntarios, estamos acompañándote y celebrando contigo en este día de alegría y fiesta para todos y especialmente para la Iglesia y para la Orden.

Considero que la fidelidad a la vocación, es un don de Dios, que se manifiesta como testimonio, cuando la vida se llena de caridad.

¡Gracias Hermano Joaquín por estos cincuenta años de fidelidad al Señor! Te animo a que continúes por este camino, el mismo que en algún momento de tu vida iniciaste. La fidelidad solo tiene sentido cuando nace de una experiencia de amor y caridad. Y ese amor aguanta la medida del tiempo, de los años. La fe lo renueva y lo llena de encanto por entero.

Creo que para el Hno. Joaquín lo más importante está por comenzar, su mirada madura, de una vida que ha sido generosa en su entrega, es fuente de enseñanza para cada uno de nosotros, tus hermanos que igual que tú, hemos dado este paso y hemos dicho Sí al Señor, mediante nuestra consagración a Él.

A pesar de los años que puedas tener, se percibe en ti una juventud que solo puede nacer de la fe. Se trata de una juventud que no encuentra límites porque en cada momento de la vida sabe encontrar su expresión fecunda entre todos nosotros.

Lo que te digo no son palabras de buenas intenciones, o palabras “para la ocasión”. Son palabras que siento y que veo que las has sabido encarnar en tu vida, como en algún momento lo hizo nuestro padre San Juan de Dios con su vida de entrega a los seres que el tanto amó. Por lo mismo, pido a él que te siga guiando por este camino de servicio y de entrega generosa siendo fiel hijo suyo.

Que Jesucristo el Señor y la Virgen María te acompañen y te bendigan hoy y siempre, y cuiden de ti en esta vida terrenal.

Felicidades, Ánimo y Adelante. Recibe un gran abrazo de todos nosotros, tus hermanos.





Además:


- 50° Aniversario del Voluntariado San Juan de Dios en la Argentina
- Descubre tu vocación: participamos de Expo Carisma en Sucre
- Festividad de San Juan de Ávila, un guía en el camino de santidad
- Hurlingham: Voluntarios animaron la expresión artística de pacientes
- Día Mundial de la Higiene de Manos
por Hermit Aguayo Garcés, oh -Superior Provincial-